domingo, 30 de enero de 2011

Eduardo González 'El Buda' rescata al cuarteto

Que el carnaval es una fiesta donde todo el mundo tiene cabida es innegable. Eduardo Jesús González, conocido en los ambientes carnavalescos como “El Buda“ o "El Lama” no aparece en la foto así porque el tipo de su agrupación lo requiera. No, ni mucho menos. Es su vestimenta habitual, ya que nos encontramos ante un malagueño seguidor de la Filosofía Budista que a la vez es amante de la fiesta de Febrero, y que ha rescatado la modalidad del cuarteto escribiendo su agrupación para este año.

Antes de llamarte para la entrevista, pregunté por ti a gente relacionada con el Carnaval, que pudiera conocerte y ponerme en contacto contigo. Me sorprendió que todos te presentaran de manera exótica como “Edu el Buda!” o “El Lama”. Comprenderás que haga referencia a esto ¿no?

No te preocupes. Sí, se debe a que ciertamente soy budista, de hecho soy el monje residente en el Centro Budista Tibetano Amitabha Chöeling de Málaga.

¿Y has alcanzado el “Nirvana Carnavalero”?

Precisamente, Su Santidad el Dalai Lama, siempre dice “Si puedes, trabaja para hacer felices a los demás, si no puedes, al menos no les perjudiques” Para mí, hacer carnaval es una manera de hacer felices a los demás, por tanto, pienso que el carnaval, vivido de una manera sana y siempre respetuosa, es perfectamente compatible con la practica budista.

¿Cómo llegas a esta fiesta?

Mis primeros contactos con el Carnaval tienen lugar en 1997, año en el que hago la mili en San Fernando, Cádiz, allí es donde me picó el gusanillo por esta fiesta, y desde entonces he ido siguiendo los concursos tanto de Cádiz como de Málaga.

¿Y tu primera participación?

En 1999 me integré en la murga de Diego De La Torre “Cenamos o esperamos al Jefe” y al año siguiente creé mi primer cuarteto "Los Reyes Vagos". Este cuarteto no pudo participar en el concurso ni ir al Cervantes, así que solo participamos en peñas y presentaciones de otros grupos. Pero en 2001 vuelvo a repetir la experiencia y participo como autor del Cuarteto “Rip Rip Hurra”.

Pero desde entonces han pasado diez años ¿no?

Sí, entre 2002 y 2010 dejo de involucrarme activamente en el carnaval, para centrarme en el estudio de mi filosofía, pero maté el gusanillo aportando letrillas en alguna que otra agrupación, y no ha sido hasta este mismo año, cuando he decidido volver a crear un cuarteto, curiosamente contando con los mismos componentes que en 2001.

Háblanos de este nuevo proyecto…

La agrupación se llamará “El cuarteto es mas decirlo que hacerlo” y nos presentamos con un tipo de currantes, forma de vida en peligro de extinción, jajaja… tal y como están las cosas. Dos albañiles extremadamente vagos harán todo lo posible por trabajar lo más mínimo, sacando así de sus casillas al encargado de la obra. Humor por supuesto, pero también una “mijita” de crítica social, no demasiada espero, y un puñado de ilusiones puestas en este proyecto.

Conocemos la circunstancia de no haber competición en la modalidad ya que no hay un número de cuartetos suficientes para entrar en concurso. ¿Cómo afrontas esto?

Desde mi punto de vista no tener rivalidad en parte es bueno, ya que ganar un premio implica derrotar a otros, y no ganarlo implicaría ser derrotado. Aún así, me encantaría que hubiesen mas cuartetos y la modalidad entrase a concurso, pero es lo que tenemos este año, y ya veremos que trae el futuro.

¿Aspiraciones? ¿Pretensiones?

Sobre nuestras pretensiones en el concurso, pues evidentemente, a lo máximo que aspiramos es a participar en la Gran Final. Lógicamente no como competidores, pero participar en la noche grande del concurso sería una experiencia que nos encantaría vivir, sobre todo, porque llegar hasta allí significaría que el grupo ha gustado y sería el mejor reconocimiento por nuestro trabajo.

No hay comentarios: