jueves, 27 de enero de 2011

Calnavá Tles Delicias

Un amigo me comentaba recientemente a modo de broma, que un vigilante de seguridad de Carlos Haya advirtió que un ciudadano con rasgos orientales se encontraba dando vueltas por los pasillos del centro hospitalario, como perdido y desubicado en aquel entorno, por lo cual se le acercó y le preguntó: ¿Necesita usted ayuda?, ¿está buscando a alguien?, a lo que el “chino” respondió: No se pleocupe, es que estoy milando el locá.

No seré yo quien diga que nos están invadiendo y frases por el estilo tan usuales en el día a día, no porque no sea políticamente correcto, sino porque en realidad no lo pienso así. Cada uno se busca las habichuelas donde puede y donde le dejan. Y que nadie vea en este artículo, totalmente inocente y en tono desenfadado, otro trasfondo y por supuesto ningún tinte xenófobo.

Cerca de mi peluquería han montado un negocio impresionante. Era una nave industrial que han habilitado y convertido en unos grandes almacenes. Hay de todo. Lo que busques lo encuentras. Pasillos y pasillos de productos. Uno de ellos está dedicado a los disfraces y demás complementos exclusivos de la fiesta que nos atañe. ¡¡ Qué tiemble Carrasquilla ¡¡ . Colores, tallas y modelos por cientos. Ya no basta con la venta de los papelillos, las serpentinas y guirnaldas, sino que ya no me imagino un disfraz en el próximo Carnaval que no lleve el sellito Made in Taiwan en la solapa.

Me pregunto si el siguiente paso lo darán las agrupaciones encargando su tipo en el “Todo a Cien La Gran Muralla” o hablando directamente con el gran diseñador pekinés Miguel A. Mao Clespo. Como esta comunidad, que aumenta su población en nuestra ciudad de manera ostensible, vea el filón que pueden tener, seguro que no lo dejan escapar, ya que por personal seguro que no les va a quedar.
Además todos conocemos la habilidad y la maestría que tienen para hacer copias de lo que sea, y viendo lo bien que saben adaptarse allá donde se instalan no me extrañaría que en años venideros viéramos como se inscriben en el concurso la comparsa de Hong-Kong “Los Blomistas” con la autoría de Antonio C. Shin Lojas y la murga de Shangai “Academia de Kung-Fu: Manolito Tse Tung” dirigida por el maestro de artes marciales Paliente. Además estos grupos estarían dispuestos y disponibles las veinticuatro horas del día.

Para el Entierro del Boquerón y el Gran Desfile de Carnaval tampoco habría problemas. Los últimos años ya ha habido proliferación en estos actos de representación de otros folklores, prioritariamente latinos y sudamericanos. Por tanto no iba a suponer ningún inconveniente acoplar a esta cultura milenaria durante la comitiva. Cambiaremos el Boquerón por un Dragón, y ya que ellos inventaron la pólvora, imaginemos que fuegos artificiales íbamos a tener.

Me reitero, que nadie atisbe en estos párrafos ningún ataque a esta comunidad, ni nada que se le parezca. Tan sólo un puntito de cachondeo. ¿Esto es carnaval, o no?

No hay comentarios: