lunes, 19 de enero de 2009

Ayuntamiento ¿de todos y para todos?

Estimados amigos y amigas de la fiesta de la libertad:
De nuevo aquí indignado y malhumorado por causas ajenas a mi actual vida, alejada del mundanal ruido carnavalero. Se acercan las fechas, y como no, para no perder la costumbre, afloran los problemas para la familia del Carnaval. Y como no tenéis bastante con las dificultades cotidianas propias de sacar una agrupación a la calle, pues además os añaden las que la institución más representativa de la ciudad os suma. Es decir, el Ayuntamiento. Sí, ese organismo que está para velar por los intereses de TODOS los ciudadanos: por los del PP y por los del PSOE, por los del Limonar y por los de la Palmilla, por los inmigrantes residentes en Málaga y por los que hayan nacido en el corazón del Perchel, por los cofrades y por la gente que en febrero se pinta un colorete en la cara. Por TODOS.
Pero desgraciadamente, y a la vista de los hechos, el Carnaval sigue siendo en esta ciudad el patito feo de las fiestas. Este año tienen la escusa perfecta: la crisis. ¿Hay que recortar gastos? Pues no hay duda que el más perjudicado sería el Carnaval, como así parece que ha sido. Siempre, por parte de las instituciones, se ha ninguneado al Carnaval y se le ha considerado con un desprecio tal, que ya pensábamos que nada nos cogería por sorpresa, pero lo de este año creo que ha superado lo inadmisible.
Al frente de la Concejalía de Cultura de nuestro Ayuntamiento está el Sr. Miguel Briones. Concejal no electo. Para quién no entienda que significa esto, os diré que no iba en las listas de su partido en las anteriores elecciones municipales, ni fue elegido por el pueblo malagueño para representarnos en el consistorio, sino en fechas posteriores fue designado a dedo por nuestro alcalde D. Francisco de la Torre. Este hombre era Inspector de Educación, y en un comienzo se consideraba totalmente independiente ya que no era militante del PP. Una de sus actuaciones más sonadas y que dio la vuelta a todo el país, en telediarios y rotativos, fue su salida de tono en un pleno municipal celebrado a finales del pasado mes de Noviembre. Se estaba debatiendo sobre el estado actual del entorno de la casa natal de Picasso, con una normalidad que para nada aventuraba lo que iba a pasar:

Inició su intervención llamando "llorica" a la concejala del PSOE Mariluz Reguero, para terminar diciendo que ""Calladita está usted más guapa", un menosprecio impropio en el debate político, con acentuado tinte machista. Los concejales de la oposición reaccionaron con indignación a las palabras de Briones, que consideraron un "insulto machista intolerable". Pese a que el propio alcalde, Francisco de la Torre, recriminó a Briones que sus palabras no habían sido muy afortunadas, la reacción del Concejal de Cultura fue inicialmente justificarse y no comprender los reproches de los portavoces del PSOE e IU que le insistieron en que retirara sus palabras.Sólo cuando Mariluz Reguero dijo sentirse "muy ofendida", Briones pidió disculpas, aunque al terminar el debate se dirigió en tono autoritario al portavoz del PSOE, Rafael Fuentes: "Le ordeno que ni me hable ni me mire más a la cara".Los concejales socialistas pidieron un receso en la sesión y al cabo de unos minutos regresaron con un escrito de queja por el "desprecio" mostrado por Miguel Briones y en el que pedían su reprobación. Los ediles del PSOE retiraron las mociones que les quedaban por debatir y no intervinieron en más asuntos. Briones, abandonó la sesión una vez que ésta se reanudó.

¿Y este Sr. era Inspector de Educación? ¿Este Sr. es el delegado de la cultura en Málaga? ¿Este señor es el que va a impulsar la Capitalidad Cultural Europea de nuestra ciudad para el 2016? ¿En manos de quién estamos?. ¿Os extraña que ocurra lo que está ocurriendo, qué os lleven de teatro en teatro como si fuerais marionetas o los muñecos de José Luis Moreno, sin derecho siquiera a dar vuestra opinión?
Ya he leído algunos comentarios en foros, donde se invita e incita a la gente del carnaval a movilizarse y a demandar lo que nos quieren quitar. A buenas horas. Parece que solo nos duele cuando se ha hablado de la posibilidad de que no hubiera teatro. Porque está claro que Carnaval habrá ¿o no? ¿O también nos hacen faltas "tablaos" o "entarimados" municipales para cantar?
Yo no soy partidario de "tamborradas" con bombo y caja a la puerta del Ayuntamiento, ni de encadenarse en huelga de hambre junto al Obelisco de la Plaza de la Merced, solicitando lo que creemos que es justo, no sólo para los carnavaleros sino para toda Málaga. Porque la gente del carnaval tenemos el arma más bonita: la copla, su música y su palabra. Este año espero que nuestros autores, no divaguen en guerras frívolas con coplas de las que yo llamo de "régimen interno", acordándonos del jurado, del cronometro, o de la metedura de pata del "cabeza" en la entrega de premios del año pasado. Este Febrero es el idóneo para decirle a más de uno las cositas claras y a la cara. Tenemos un concejal que no se merece el cargo, y tenemos que hacérselo saber.
No caigamos en la copla de chiste fácil de: "Briones, no me toques los cojones". Seamos más profundos, y pongámosle las cartas sobre la mesa. No hace mucho oí una noticia que decía que las obras del Metro en cierta calle del Perchel, se iban a parar para no entorpecer la salida procesional de alguna cofradía la próxima semana santa, con el perjuicio que eso supondrá para los comerciantes de la zona, para los vecinos, y para el tráfico. Pero como decía al principio del artículo este Ayuntamiento parece ser que no es un organismo de TODOS y para TODOS. Si hay que eliminar un concurso por no haber presupuesto para Teatro, se elimina, que la gente del carnaval no supone ningún compromiso con el consistorio. Si las obras más costosas de la historia del urbanismo municipal hay que pararlas para que salgan dos tronos, se paran. Qué eso Málaga si lo entiende.

No hay comentarios: